Estimulando Neuronas Espejo en los niños.

¿Por qué lloran los bebés cuando escuchan a otro llorar?
¿Por qué sentimos dolor cuando vemos a una persona herida?
¿Por qué sentimos la vivencia buena o mala, del personaje del libro que estamos leyendo?

¿Qué son las neuronas espejo?

Desde PixelsXL DIDACTIC nos hacemos las siguientes preguntas y el resultado es:

¿quién no se ha preguntado lo mismo?, y lo más inquietante es que posiblemente la gran mayoría teníamos estas mismas preguntas desde pequeños, desde que éramos niños y sí éramos lo bastante inquietos y sino nos las hemos guardado de por vida.

Por eso hemos querido trabajar en uno de los talleres de primaria sobre este concepto: Neuronas Espejo.

Dos investigadores italianos, en la década de los 80, realizaron descubrimientos importantes de la Neurociencia Social. El estudió consistió observar los estímulos del cerebro de un mono y como reaccionaban frente a acciones que se hacían y veían entre ellos, lo curioso fué que en uno de los investigadores le afectaba aquellas acciones que veía en los monos, como el simple hecho de llevarse a la boca un cacahuete. Se observó mediante la repetición que un grupo de neuronas se activaban lo mismo cuando era el mono quien realizaba la acción que cuando veía a una persona hacer algo. Así descubrieron las neuronas espejo, un nombre muy acertado ya que indica que reflejan el repertorio motor de otra persona.

¿Cuáles son las funciones de las neuronas espejo?

Las neuronas espejo se activan desde el nacimiento.

A los bebés les permite imitar los movimientos de los adultos e ir aprendiendo. Por tanto, son la base de la capacidad innata de imitación, sin la cual el aprendizaje sería prácticamente imposible.

Las neuronas espejo desempeñan un papel fundamental en la planificación de la acción. Básicamente, también nos sirven para realizar una simulación de las acciones antes de llevarlas a cabo.

Una de las funciones más interesantes es que las neuronas espejo consiste en permitirnos comprender lo que piensan los otros. Aunque hay neurocientíficos que afirman que las neuronas espejo se restringen únicamente a la simulación de las acciones motoras, existen otros investigadores que consideran que no sería descabellado pensar que también están implicadas en el proceso de simulación de las intenciones de los demás; es decir, que son útiles para inferir las intenciones de otras personas.

Por ejemplo, cuando vemos a alguien realizando determinada actividad no nos limitamos a observar sus movimientos motores sino que vamos más allá, no solo analizamos qué está haciendo sino el por qué. Si vemos que alguien se inclina hacia el suelo, no solo simulamos mentalmente sus movimientos sino que nos imaginamos la razón de sus actos, suponemos que está recogiendo algo que se le ha caído. Por tanto, se puede afirmar que las neuronas espejo también nos ayudan a inferir los motivos y pensamientos de otra persona.

Hay quienes afirman que la simulación de las neuronas espejo no se limitan al plano motor sino que incluye las emociones y las sensaciones de los demás. De hecho, se ha apreciado que algunas zonas del cerebro vinculadas a las emociones se activan lo mismo si somos nosotros quienes las experimentamos que si vemos a otras personas vivenciándolas. Desde esta perspectiva, las neuronas espejo también nos permitirían ser empáticos, ponernos en el lugar del otro y sentir lo que el otro siente. No es casualidad que algunos neurocientíficos también las conozcan como las “neuronas de la empatía”.

“neuronas de la empatía”

Os damos una sugerencia para trabajar con vuestros niños, alumnos en clase o con vuestros hijos en casa:

La Metodología PixelsXL y las neuronas espejo.

Con la Metodología PixelsXL podemos realizar diferentes actividades y talleres para niños de todas las edades escolares.

En este caso nos gustaría contarnos la experiencia de trabajar nuestras neuronas espejo a través de los PixelsXL DIDACTIC.

– Los niños trabajaron en parejas.

– Los ejercicios consistían en CONSTRUIR la mitad de un dibujo entre los dos y una vez finalizado un niño de cada pareja tenía que realizar la otra mitad. (puedes descargarte las fichas de actividades a realizar con Pixels XL en este enlace)

– La dificultad consistía en realizar la figura como si fuéramos invidentes utilizando unos antifaces que le impedían ver y siendo guiado únicamente por la voz del compañero, sin tocarle, sólo actuando sí hubiese un peligro inminente para el otro.

Antes de comenzar nos preguntamos:

¿Cómo nos vamos a sentir al realizar la tarea como un invidentes?
¿Cómo nos sentiremos al dar las instrucciones a nuestro compañero?

Todos nos divertimos muchísimo con la experiencia y lo más importante es que al finalizar cada dibujo reflexionamos sobre como realmente nos habíamos sentido.

¿Cómo nos hemos sentido?
¿Nos sentimos de la misma manera que pensamos que nos íbamos a sentir?
En eso radica la empatía y nuestras amigas las neuronas espejo en el reconocimiento de las emociones ajenas. 

Muchas veces pensamos que sabemos como se sentiría un invidente y cuando lo experimentamos nos damos cuenta que no es lo que pensábamos que sentía.

Es por esa razón que el reconocimiento de las emociones hay que trabajarla, educarla y motivarnos a querer entender emocionalmente al otro.

Gracias amigo por ayudarnos a ser más EMPATICOS!!!!

Comments are closed